Te blanco y embarazo: ¿se puede consumir?

Un té bajo en cafeína, pero que igual la contiene

El té blanco es uno de los tés con menos cafeína que existen. Pero aún así posee esta sustancia, como cualquier subproducto de la Camellia Sinensis. ¿Puedes consumir té blanco durante el embarazo? Averígualo en este artículo.

¿Te gusta el té blanco pero estás embarazada y no sabes si beberlo o no? Es algo complicado, porque el té blanco tiene cafeína, pero tiene poca. Algunas asociaciones recomiendan un consumo bajo; otras fuentes, directamente lo descartan. Lee la nota y podrás sacar tus propias conclusiones con respecto a este tema.

Contraindicaciones del té blanco

Vale la pena que comiences por conocer las contraindicaciones en general que tiene el té blanco, que no son muy diferentes a las del resto de los tés, es decir, de los subproductos de la Camellia Sinensis.

Como suele suceder, su principal problema es que tiene teína/cafeína. Esta es una sustancia alcaloide, estimulante, que no suele estar recomendada durante el embarazo. Y que tampoco es aconsejable si padeces de hipertensión o eres muy irritables.

De todas formas, hay que señalar que el té blanco es el que menos cantidad de teína tiene dentro de las variedades de té. Esto es algo a favor, si tu médico te ha permitido consumir alguna dosis diaria de esta sustancia.

¿Se puede tomar durante el embarazo?

Este es un gran dilema. Es que la mayoría de las fuentes sugieren que el consumo de cafeína durante el embarazo sea nulo. Esto se debe a que este estimulante se absorbe y pasa luego a la placenta, llegando hasta el feto.

Sin embargo, algunas asociaciones que protegen la salud de mujeres embarazadas, como la norteamericana, no se muestran contrarios a que puedas consumir una baja cantidad de cafeína al día, traducida en un par de tazas de té blanco.

Por eso mismo, lo mejor será que consultes con tu médico de confianza y le preguntes si puedes beber té o no. Como verás, las posiciones son enfrentadas.

Té rojo

¿Con qué puedes reemplazarlo?

En principio, el té blanco lo que tiene de beneficioso es su contenido de antioxidantes, que quizás sólo se encuentra en el té verde. Pero si quieres optar por una opción sin cafeína y con muchos antioxidantes, no dudes en volcarte hacia una infusión de arándanos secos. Esta fruta, sin bien el sabor es muy diferente, puede aportarte valores similares.

Si quieres optar por algo sin cafeína pero con un sabor más similar al té, con excelentes propiedades (similares a las del té rojo pu-erh), sin duda alguna la mejor opción es el rooibos. Este arbusto sudafricano saciará tus ganas de té, pero sin contraindicaciones a la vista.

¿Consumes o has consumido té estando embarazada

Gráfico de la encuesta: ¿Consumes o has consumido té estando embarazada

Si

20/2

No

3/1

A veces

5/1

¿Qué variedad consumes?
IMPORTANTE: La misión de "Te blanco y embarazo: ¿se puede consumir?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Te blanco y embarazo: ¿se puede consumir?"

Comenta en Google+