Té rojo para el hígado graso: ¿bueno o malo?

El té pu-erh sería bueno para depurar grasas del hígado

El té rojo es uno de los estilos más consumidos debido a sus grandes propiedades. Pero... ¿Sirve contra el hígado graso? Lee esta nota y entérate de mucho más acerca de los beneficios hepáticos que podría tener el pu-erh.

Usos ancestrales medicinales del té rojo para el hígado

Dentro de la cultura china, de donde el té rojo pu-erh es originario, esta bebida tiene un carácter curativo muy conocido. Sobre todo en los tés que son de mayor calidad y tienen un proceso de fermentación más cuidado.

Al pu-erh siempre se lo tuvo en cuenta como un té muy energético, que tiene capacidades notables para ayudar a la digestión correcta de las grasas y que sirve para depurar el organismo. Es por esta razón que históricamente se lo ha empleado para combatir cuestiones relacionadas con el hígado. Además, para la medicina china este órgano está muy relacionado con las energías que fluyen a través del organismo.

Investigaciones científicas sobre pu-erh y hígado graso

De todas formas, no todo es conocimiento milenario en lo que respecta a las propiedades hepáticas del té rojo. Una investigación realizada en China, pero en roedores, arrojó resultados más que positivos. Aquellos animales de laboratorio que tomaron pu-erh durante el estudio, ni engordaron, ni subieron su colesterol ni vieron su hígado afecto por grasas, sino todo lo contrario. El té rojo ayudaría con la síntesis y procesamiento correcto de las grasas.

¿Sirve o no sirve el té rojo para el hígado graso?

Si bien existe una investigación que afirma las buenas propiedades que tiene el té rojo a la hora de combatir problemas relacionados con las grasas y también con el hígado, además de las creencias tradicionales, hay que tener prudencia. No es lo mismo un estudio en roedores que luego su aplicación en humanos. Y no todas las personas reaccionan de igual forma ante el consumo de té rojo.

Por eso mismo, si quieres probar el resultado que puede darte el té rojo a la hora de combatir el hígado graso, no dudes en tenerlo en cuenta. Su eficacia no es segura: pero su capacidad antioxidante, sus probados usos a la hora de quemar grasas y todas las otras cosas que ya conociste, puede que te aseguren un resultado potable. Siempre y cuando tengas un grado de constancia. Puedes probar tomándolo a diario, varias veces al día (hasta 3 o 4) durante un tiempo y luego ver los resultados por tí mismo.

Té rojo

Otros tés e infusiones para el hígado graso

¿Quieres intentar con otras buenas opciones para combatir el hígado graso? Existen numerosas infusiones y tés que pueden ayudarte. Vas a encontrar seguramente alguna que sea de tu gusto o alcance para lograr tu cometido. Recuerda: siempre acompañado de una buena dieta para que tengan obviamente un mejor resultado.

  • El té oolong. También conocido como té azul, una especie a mitad de camino entre té verde y negro. Va muy bien para problemas hepáticos.
  • El té verde. Un clásico de la salud, que también ayuda a combatir el hígado graso. Sólo tienes que gozar de las propiedades antioxidantes que tiene bebiéndolo a diario.
  • La infusión rooibos. Un arbusto sudafricano con propiedades muy similares a las del té rojo. Serviría para ayudar a evitar la acumulación de grasas en el hígado.

¿Tomas té rojo para tu hígado?

Gráfico de la encuesta: ¿Tomas té rojo para tu hígado?

Si, lo tomo

19/7

Lo tomo pero para otras cosas

11/5

No, pero quiero probarlo

17/5

No, prefiero otros remedios/infusiones

4/5

¿Qué otro remedio recomendarías?
IMPORTANTE: La misión de "Té rojo para el hígado graso: ¿bueno o malo?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

3 Comentarios en "Té rojo para el hígado graso: ¿bueno o malo?"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Té rojo para el hígado graso: ¿bueno o malo?"

Comenta en Google+