Cultura del té en Sri Lanka

Cultura del té en Ceilán

La isla de Sri Lanka, ubicada al sur de la India, se caracteriza por tener una fuerte historia junto al té. La cercanía inmediata con uno de los centros principales en la producción de té ha posibilitado que se avance tanto en la producción como en la costumbre de incorporar esta bebida al hábito diario de los pobladores de Sri Lanka, o Ceilán, como es más conocido dentro del mundo de habla hispana.

Rooibos La sana costumbre de beber té se ha expandido por todo el planeta. Pero algunos países la tienen desde la raíz de su tradición como tal. Es el caso de Ceilán, o Sri Lanka, una nación que desde hace largo tiempo porta esta costumbre.

¿Quieres conocer su historia?

La tradición del té en esta región del planeta, comenzó con una sola planta de Camelia sinensis traída de China, en 1824 por los británicos. Por esa época, los británicos habían colonizado la isla entonces conocida como Ceilán.

En 1867, un cafetalero escocés llamado James Taylor, que más tarde sería reconocido como el pionero de la industria del té de Sri Lanka, plantó 19 hectáreas de té cerca de Kandy a una altitud de 500 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, en la década de 1860, Sri Lanka fue el mayor productor de café del mundo y pocos prestaron atención a los pronósticos y plantaciones del señor Taylor.

Dos años más tarde soplaron los primeros vientos de cambio cuando Hemileia vastatrix, más conocida como roya del café, se detectó en la isla.

En los 10 años siguientes, este hongo letal llevó a la ruina financiera a los cultivadores británicos de café de la isla. Aproximadamente las tres cuartas partes se volvieron a Inglaterra, mientras que los restantes comenzaron a cultivar té.

Rooibos

Ya corría el año 1890, cuando Thomas Lipton llegó a comprar plantaciones de té. Desde entonces más de 23.000 toneladas de té se exportaron a las subastas de té de Londres. Ceilán se había convertido en una isla sinónimo de té.

A pesar de que la isla se convirtió en el mayor exportador mundial de té, en 1965, la propia industria seguía dominada por los británicos, que exportaban el té como propio en el extranjero.

Un tal Fernando comenzó a soñar con el envasado y la comercialización del 100 % de té de Ceilán, prescindiendo de intermediarios y obteniendo más beneficios para su país, que oficialmente se conoció como Sri Lanka en 1972.

Dos rondas destructivas de la reforma agraria en la década de 1970 retrasaron esos sueños y casi acabaron con la industria del té de Sri Lanka. Pero en 1988 Fernando fundó la compañía de té Dilmah.

Hoy en día, Dilmah es la marca internacional más reconocida de Sri Lanka. ¿Lo sabías?

Según el Consejo Mundial del Té, en 2012 Sri Lanka exportó 340 millones de kilos de té. Convirtiéndose en el tercer volumen más alto detrás de Kenia y China.

El té más característico de este país, es el denominado simplemente té de Ceilán, un té negro de alta calidad. La producción se extiende por toda la isla, donde las plantaciones abarcan kilómetros y más kilómetros.

De todos modos, la costumbre de beberlo, más allá de la historia y la producción, es algo que ha sido constante en el tiempo, siendo la bebida más popular en aquél país.

¿Te fijas en el país de procedencia al momento de comprar té?

Sí, siempre lo hago

0

Sí, a veces

0

Nunca me fijo

0

¿Cuál prefieres?






Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Juan Esteban Jorge


Amante de la gastronomía, bebedor empedernido de té verde y especialista en remedios caseros. Podrás leer mis artículos en toda la red de Innatia.

Sígueme en Google+


1 Comentario en "Cultura del té en Sri Lanka"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cultura del té en Sri Lanka"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://te.innatia.com/c-historia-te/a-cultura-te-sri-lanka.html