Historia del té desde el año 500 al 1000 d.C.

Historia del té desde el año 500 al 1000 d.C.

600. La Porcelana. Se inicia la producción masiva de cerámica, producto de la paciente y larga experimentación de anónimos y hábiles artesanos orientales.
618. Los Tang. Se conoce como la mejor época del té, al periodo de la dinastía Tang (618-906). El té ya no es solo un remedio, sino que se trata de una bebida popular, están reconocidas sus propiedades reconstituyentes y de sabor especial.
650. El té en el Tibet. Bajo el reinado de Song-tsen Gam-po, el Té es importado de la China. Utilizan caravanas de yaks y el punto de partida es la ciudad Dajian Lu en la frontera. El té es producido en Yun-nan y en Sse-ch-uan. El destino es Lhasa, el camino recorre 1500 kilómetros y con alturas que sobrepasan los 5000 m.s.n.m. El viaje dura muchos meses y para asegurar la buena conservación se lo transporta en pastillas, claro algunos inescrupulosos aprovechan la ocasión para añadir a las tabletas hojas y ramas sin valor.
660. El estilo. En el Tibet preparan el té de una manera especial, las pastillas de té son trituradas en un mortero y luego hervido, a continuación le añaden mantequilla y sal. Para homogenizar la mezcla utilizan una vara de madera acabada en un disco que encaja perfectamente en el cilindro donde preparan la emulsión.
El té llega al fondo del alma
En una comunicación directa
Con esa delicada sutileza
De un franco deseo de amor.
700. La mayoría de edad. A partir del siglo VIII el seguimiento de la historia del té en la China es una tarea mas precisa, pues el té adquirió su propio ideograma (pronunciado cha).
729. En Japón. Existen documentos que señalan que el té se consumía en Japón en esta fecha, En una ceremonia organizada por el emperador Shomu con la participación de 130 monjes budistas, se sirvió té importado en el palacio. Significaba una deferencia especial del emperador, ya que el té, en aquella época, era un insumo caro y muy apreciado, era importado de China.
783. El Filosofo. Un grupo de funcionarios y comerciantes chinos, contrataron al fino escritor Lu Yu (733-804) para que escribiera el primer libro sobre el té. Este famoso trabajo es conocido como Arte Clásico del Té o Cha Sing y se constituyo como el libro sagrado del té, recibe claras influencias de la filosofía Zen, así como del taoísmo. Lu Yu describe poéticamente la forma de preparar el té y también propone un modelo de orden y armonía para la vida misma. Posteriormente esta filosofía sería introducida en Japón, por monjes budistas Zen.
790. Los Billetes y el té. Los terratenientes chinos pagan sus impuestos con té. Recibían un certificado en la capital, de regreso a sus tierras negociaban sus documentos por dinero metálico, este puede ser uno de los inicios del papal moneda, que oficialmente comenzó a circular en China recién en el año1024.

800. El té en el Imperio del Sol Naciente. Se llevan las primeras semillas de té al Japón. En Japón, el té fue principalmente introducido por el monje budista Saicho. Para los japoneses, el té es algo más que una bebida. Desarrollan una ceremonia especial para tomar té, cuyo objetivo es ayudar al espíritu a encontrar la paz, esta practica ha atravesado siglos y fronteras.
800. El té en el Japón. Los monjes mendicantes budistas lo llevaron escondido en sus túnicas, robándolo de las plantaciones chinas. Los emperadores japoneses pronto tuvieron el monopolio de esta bebida. Sus plantaciones "Udsi" fueron protegidas por grandes murallas, y cuando se realizaba la cosecha se practicaba con las manos cubiertas por guantes de gran finura. De ser una bebida de la familia imperial y de la aristocracia, pasó a ser la bebida nacional. La ceremonia completa del té, dura aproximadamente tres horas, se impuso a todos los japoneses por el emperador Rikyu, y se practica todavía hoy pero en formato simplificado. Las familias japonesas tradicionalistas tienen en el jardín de sus casas un lugar denominado "chaski", que es una habitación reservada para esta ceremonia, que tiene como elementos fundamentales el té y la vajilla, pero también, el servicio, las actitudes y los temas de conversación de los participantes.
805. La Difusión. En Japón se aprecia mucho la nueva bebida nacional el té. El emperador ordena su cultivo oficial en la mayor parte de sus provincias. Siempre existe una atmósfera refinada y religiosa alrededor del té.
827. Comentarios. En el Japón se escribe del té de la siguiente manera":No es desagradable componer unos versos mientras uno oye triturar un buen té. El interés despierta y se desea entonces oír el elegante punteado de un laúd". Tenemos que resaltar que en esta época el té se presenta en forma de pastillas, de allí lo de triturar un buen té.
828. El té en Corea. Península situada entre China y Japón, durante la época de Silla (57 a.C - al 935), específicamente en el año 828, el embajador del rey de Corea, Kim Dae Ryeum, lleva a su país una planta de té que le habían obsequiado en la corte imperial de Tang. Este sería el origen de los afamados sembríos de té de las montañas de Jiri.
840. Un curso especial. En el sistema educativo coreano, llamado Hwa Rang, se considera junto con la filosofía, poesía, caligrafía, matemáticas y artes marciales un curso de "iniciación al arte de té". Tienen espacios para sus rituales, con especiales faroles, hornillos y mesas de mármol.
850. El teísmo. El té se convierte en el Japón en una bebida ritual, el consumo domestico desarrolla un culto estético, que señala lo bello de las cosas simples de la vida, con un código de leyes de interpretación, son importantes cada gesto, cada movimiento.
Brilla el sol
Esfuerzo y sudor
El hombre trabaja
Necesita té.
851. Suleimán. El comerciante árabe Suleimán en su libro Relaciones con la China y de la India, define el té de la siguiente manera. El té es una hierba que tiene mas hojas que el trébol y también un poco más de perfume, pero es muy amarga. Se hace hervir agua y se le echa encima.
960. Los Song. Durante la dinastía japonesa Song (960-1279), las pastillas de té prensado se molían hasta obtener un polvo muy fino que se removía en agua hirviendo a fin de producir un liquido espumoso. Después de tomar la primera taza se añadía más agua hirviendo en la jarra, se batía de nuevo y se bebía. Este proceso se repetía hasta siete veces. En este período se preferían los aromas sutiles como los de los aceites esenciales de jazmín, de loto y de crisantemo.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Jaime Ariansen


Historiacocina.com


4 Comentarios en "Historia del té desde el año 500 al 1000 d.C."

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

¡Cargando los comentarios!
lucia gutierres vargas

hay esta muy feo mejor es mi caca q puedo olfatear y ya se x q se preguntaraneso esque asoy demexicana

mariana

esta muy bonita pero quien lo lea es tonto

Mercedes

Excelente trabajo, gracias por transmitirlo de manera breve y con riqueza. Me fue muy útil para mis proyectos. Suerte!

marco avalo guimenes

hay lucia primeramente tienes q aprender aser buena mexicana xq las mexicanas no ablamos asi y esta lectura nos enseña buenas cosas puerka....


Escribe tu comentario en "Historia del té desde el año 500 al 1000 d.C."

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://te.innatia.com/c-historia-te/a-historia-te-500-1000.html