Tomar el té, todo un ritual

Tradicional hora del té en Atrium. Acogedores espacios, diversas alternativas de té y café junto con una exquisita variedad de pastelería son las cartas de presentación de este reconocido salón de té de Grand Hyatt Santiago...

La imagen del típico "gentleman" inglés tomando el té se ha convertido en un estereotipo conocido en todo el mundo. Pero, ¿qué hay detrás de la ceremonia?... ¿cuál es su origen?

Es algo innegable. La hora del té es algo más que una costumbre en Inglaterra. Es un signo de distinción, una ceremonia que aporta a la sociedad británica una marca de identidad propia, un trascendente acto social. Y, sin embargo, el té no es originario de Gran Bretaña.

De hecho, la propia palabra "té" proviene de un vocablo chino para denominar un arbusto y la infusión que se realiza con sus hojas, una vez secadas y molidas. La infusión comenzó a utilizarse hace más de 4000 años en China, de donde se exportó prácticamente a toda Asia y de forma especial a la India, donde el té tuvo una abrumadora aceptación.

En Europa no fueron los ingleses los primeros en conocer el té. Fue en 1497 cuando los portugueses llegan a la India. Después fue la Compañía de las Indias Orientales las que hicieron llegar a Europa los primeros cargamentos de té, extendiéndose su uso por Francia y, finalmente, en Inglaterra.

Aunque por extensión se ha llegado a llamar té a muchas infusiones de flores, frutos secos y otras plantas o partes de plantas, realmente sólo se debe llamar té a las que se elaboren con hojas de Camellia sinensis o Camellia viridis –ya sean solas o mezcladas con menta, bergamota u otros elementos destinados a otorgarle al resultado matices diferentes en aroma o sabor.

En Inglaterra el acto de tomar el té ha sido convertido, con el paso del tiempo, en una auténtica tradición de tipo social, llegando a convertir a la propia infusión como una excusa para entablar una conversación, cerrar un acuerdo o simplemente estar en compañía. Se toma sólo, con limón o con leche, y suele acompañarse de pastas, galletas o bollería de todo tipo. Sin embargo, es obvio que los ingleses toman el té a cualquier hora del día, por lo que la presencia del té en dicha ceremonia es casi testimonial.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Tomar el té, todo un ritual"

Comenta en Google+