El té se tutea con el café

El té se ha popularizado tanto que algunos ya lo llaman "el nuevo café". El consumo crece en todo el mundo, las ventas aumentan y las compañías comercializadoras toman buena nota de la nueva situación.

El consumo de té en el mundo comienza a igualar al de café y según una reciente encuesta, este aumento del consumo se debe principalmente a la gran variedad de té que existe en el mercado y a que invita mucho más a la relajación, según manifiestan los propios consumidores.

El consumo de té crece en todo el mundo, las ventas aumentan y las compañías comercializadoras toman buena nota de la nueva situación a la hora de crear nuevas bebidas ya sean para ingerir en caliente o en frío.

Uno de los mercados en los que más se está notando el aumento del consumo de té, es el norteamericano, tradicional consumidor de café. Sin embargo, la tendencia se produce hacia un consumo mucho más exclusivo y elitista puesto que lo que más se consume son las variedades más caras y no suelen comprarse en los puntos de venta tradicionales o supermercados multitudinarios. Además, otra tendencia es utilizar otros canales de compra, como Internet, venta por catálogo y la visita a comercios especializados.

Starbucks dio el pistoletazo de salida en el año 1999 cuando comenzó a comercializar té marca Tazo (una subsidiaria de Starbucks y Kraft Foods) pero presentándolo como "la reencarnación del té". Poco a poco, fue ofreciéndolo también en sus cadenas de cafeterías, a través de marcas tan prestigiosas como Lipton, Twinnings, Bigelow y hasta Celestial Seasonings, fabricantes de tés de hierbas. Aún así, las grandes beneficiadas de este boom por el té, son "Tazo" y "The Republic of Tea".

Los consumidores norteamericanos que acuden a este elixir, consideran el té una bebida menos irritante, que contribuye mucho más a la relajación y porque creen que ofrece mucha mayor variedad de sabores y aromas. Incluso, a través de internet, los vendedores explican a sus consumidores cuáles son las mejores maneras de preparar un buen té, al tiempo que les ofrecen cientos de variedades para ingerir: mora con salvia, jengibre con durazno, miel con ginseng, perlas blancas o menta marroquí.

Por todo ello, los fabricantes de té piensan que ha llegado su hora y no les faltan razones, porque las ventas están aumentando sustancialmente en los últimos años y el té ya se encuentra muy cerca de poder desbancar al café en el ámbito del consumo mundial.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "El té se tutea con el café"

Comenta en Google+