¿Cómo es mejor beber el té: ¿frío o caliente?

Té frío sólo para refrescarte

Sobre todo en las épocas de calor es cuando más se populariza el consumo de té helado , por eso surgen una gran cantidad de recetas para saborearlo. Pero ¿qué sucede con sus propiedades? Esa es una gran incógnita que quizás tengas. Lee este artículo para develarla.

El té es la segunda bebida más consumida del mundo después del agua y razones tiene para serlo. Se trata de una bebida que encierra muchas virtudes como poseer gran variedad de sabores, aromas y además cuantiosas propiedades medicinales.

Los amantes del té saben que al momento de disfrutar una taza de esta bebida no sólo se deleitan con su sabor, sino también están absorbiendo un gran número de principios activos que pueden hacer maravillas en el cuerpo humano. Existen hechos que están comprobados científicamente, como el poder antioxidantes de las catequinas, principal componente de toda la variedad de té derivadas de la planta Camelia Sinensis.

Hay quienes prefieren beber el té caliente y otros lo prefieren tibio, cuestión de gustos claro está. En los últimos tiempos se ha venido ampliando la idea y el gusto por beber té frío sobre todo cuando el calor agobia, lo cual parece una idea excelente, pero nunca te has preguntado:

¿El té frío conserva todas sus propiedades?

La respuesta es no y existen 2 razones para preferir beberlo caliente que paso a explicarte:

  1. Según ha explicado la Asociación del Té de los Estados Unidos, el té frío perdería gran parte de los antioxidantes que normalmente posee esta bebida. ¿Cómo sucedería esto? Cuando vas a hacerte una taza de té y lo remojas, el agua caliente desprende de las hojas de té sus compuestos sabrosos y nutritivos en el agua. Estos compuestos nutricionales incluyen flavonoides, polifenoles y catequinas que son compuestos activos naturales con propiedades antioxidantes. El té frío no permite que este proceso tenga lugar.

    Estos antioxidantes contenidos en el té son bastante reactivos, lo que significa que se oxidan y desaparecen rápidamente tras la exposición del oxígeno en el aire. Beber té caliente recién elaborado permite que se mantenga el contenido antioxidante al máximo. Si dejas que el té repose en un recipiente tapado, el oxígeno se agotará lentamente y dejará todo el poder antioxidante del té concentrado.

  2. Científicamente está comprobado que, debido a que la sangre es caliente, es mucho más sencillo para el cuerpo humano tomar líquidos que se ajusten a temperaturas similares a la que el posee. Son mucho más fáciles de asimilar y le producen al cuerpo menor desgaste de energía. Las temperaturas pueden variar de caliente a tibia. Razón por la cual se deduce que si quieres disfrutar de una deliciosa taza de té y sacar provecho de todas sus propiedades, mejor es que lo hagas tibio o caliente en lugar de beberlo frío.

    Si lo que te interesa en un momento es sólo refrescarte bien puedes disfrutar de un sabroso vaso de té helado para combatir la sed y el calor.

Gente tomando te

Beneficios de los antioxidantes del té

Beber té es siempre saludable pero se recomienda igualmente hacerlo con moderación, beber de 3 a 5 tazas al día es lo aconsejable.

¿Cómo prefieres beber el té?

Gráfico de la encuesta: ¿Cómo prefieres beber el té?

Tibio

140/32

Caliente

193/33

Frío

111/47

¿Qué variedad de té es la qué prefieres?

3 Comentarios en "¿Cómo es mejor beber el té: ¿frío o caliente?"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

José Antonio ...

Muy interesante, muchas gracias,.

0

13 de oct, 2014 - 22:12:57

Myriam Florentin ...

La variedad de té que más me gustan son las que tienen combinación de hierbas.

1

11 de ago, 2015 - 14:10:15

maria ...

Lipton y te para adelgazar

1

1 de jul, 2016 - 18:43:43

Escribe tu comentario en "¿Cómo es mejor beber el té: ¿frío o caliente?"

Comenta en Google+