¿Cuál es el mejor té para bajar de peso?

Té para adelgazar: escoge entre té rojo, té verde y te blanco

¿Té negro, té rojo o té verde? Conoce qué té para adelgazar es más efectivo, cuáles son sus propiedades para perder peso, cómo tomarlo y en qué recetas puedes utilizarlo.

¿Cuál es la variedad de té adelgazante que da mejores resultados? Esa es una pregunta que todos los que quieren consumir té para adelgazar se suelen hacer.

Debes saber que todas las variedades tienen algunas propiedades relacionadas con la pérdida de peso. Ninguno es mejor que otro, lo que ocurre es que algunos tienen ciertas propiedades que otros no.

Por eso mismo, para que sepas qué té para adelgazar debes elegir según tu objetivo o necesidad de pérdida de peso, es importante establecer una comparación entre las principales variedades. No hay una elección correcta o errónea, cualquiera de estos tés te ayudará a bajar de peso.

Variedades de té para adelgazar

Si bien existen muchos tipos de té que provienen de la planta Camelia Sinensis, no todos tienen beneficios adelgazantes. Cada té para bajar de peso no se diferencia del otro tan solo por su color, su sabor y su aroma, sino también por sus propiedades características.

Té rojo

Sin duda alguna, la variedad más empleada dentro de la gama de los té para bajar de peso es el té rojo. El pu-erh, como se lo conoce, es empleado debido a su capacidad de aceleración metabólica y su facilidad para quemar grasas. Estas son sus principales propiedades:

  • Es diurético: debido a esta propiedad, es ideal para ti si necesitas eliminar retención de líquidos.
  • Es depurativo: esto significa que te ayuda a limpiar el colon y bajar la hinchazón abdominal.
  • Es quemagrasas: actúa como termogénico natural, eliminando la grasa más rápidamente durante la digestión.
  • Es saciante: tomado como infusión o en cualquier receta, te permite controlar el hambre.

Si te interesa investigar más, aquí puedes consultar un artículo orientado hacia la pérdida de peso con té rojo y otro sobre la dieta del té rojo.

Si quieres perder peso sin correr riesgos con las contraindicaciones del té rojo, el rooibos es una buena alternativa. Este té sin teína no es estrictamente un té, ya que no proviene de la planta Camellia Sinensis, sino de un arbusto de similares características al té rojo, que está dentro de las infusiones que favorecen el adelgazamiento.

Té verde

El té verde también es muy popular entre los que tienen propiedades para perder peso. Está comprobado que el té verde ayuda a eliminar las grasas y por esto mismo es que se está empleando bastante a menudo en dietas y en un consumo sostenido y constante.

Conoce las principales propiedades de este té para adelgazar.

  • Es antioxidante: debido a esto, controla el colesterol alto, un problema que en combinación con el sobrepeso puede ser grave.
  • Es quemagrasas: si tienes hígado graso o quieres reducir al mínimo la ingesta de grasas, este té para bajar de peso te resultará ideal debido a su poder termogénico.
  • Es depurativo: te ayuda a limpiar el colon y así a eliminar toxinas, cuya acumulación podría provocar una mala digestión y, en consecuencia, inconvenientes para adelgazar.

En este vídeo puedes ver de mejor manera cuáles son las propiedades del té verde para adelgazar.

Té negro

El té negro nunca suele ser destacado por ser adelgazante, al menos con respecto al té rojo -sobre todo- y el té verde -algo menos-. Sin embargo, la realidad es que sus beneficios no son de ninguna manera inferiores a los del té rojo o té verde. Conoce sus características

  • Es diurético: por eso, si necesitas eliminar líquidos retenidos para deshincharte o porque sufres de presión alta, con este té pudes conseguirlo de forma natural y segura.
  • Es depurativo: significa que te ayuda a limpiar tu organismo para que la metabolización de los alimentos y el funcionamiento de los intestinos sea el correcto.
  • Es antioxidante: regula la oxidación de los nutrientes y, así, evita que desarrolles otros problemas metabólicos como la hipercolesterolemia.
  • Es saciante: esto se debe a que beber té verde te ayuda a calmar el hambre y así evitar comer de más.

En el siguiente video puedes ver con más profundidad las propiedades de los tés para bajar de peso y sacar tus propias conclusiones sobre cuál té es el mejor para bajar de peso.

¿Cómo puedes consumir el té para bajar de peso?

Afortunadamente, no existe una sola forma de tomar té para adelgazar. Además de beberlo en infusiones, también puedes tomarlo como suplemento en pastillas o incluirlo en deliciosas recetas. Conoce más sobre estas opciones.

Infusiones de tés para bajar de peso

Tanto si te decides por el té verde como si prefieres el té rojo, o te inclinas por el rooibos, puedes tomar hasta 3 tazas de té al día, dentro de una dieta para perder peso.

Cápsulas, tabletas o comprimidos de tés para adelgazar

También puedes encontrar suplementos de té verde y de té rojo, incluso de té blanco, sólos o combinados con otros componentes con propiedades para adelgazar, como los que puedes ver en el siguiente cuadro.

Variedades de tés para adelgazarOtros componentes de la fórmula
TÉ ROJOTé rojo con L-carnitina y pomelo
TÉ ROJO + TÉ VERDETé rojo +Té verde +chitosán
TÉ ROJOTé rojo combinado con arándano
TÉ ROJOTé rojo combinado con vinagre de manzana
TÉ VERDETé verde combinado con cetona de frambuesa
TÉ BLANCOTé blanco sólo

Las mejores recetas con té para bajar de peso

Otra forma más divertida y sabrosa de tomar té para bajar de peso es preparando recetas que lo tengan entre sus ingredientes. Esta bebida es tan versátil que la puedes encontrar tanto en salsas para carnes como en batidos y helados. Elige las recetas con té que más te gusten y ponte ya manos a la obra.

  • Batido de té rojo, fresas y avena: una receta deliciosa, muy saciante y, por sobre todo, con propiedades detox para limpiar tu cuerpo. Prepárala en invierno o en verano, para tomar como merienda o desayuno, como colación e incluso como postre.
  • Compota de té negro y frutas: para prepararla debes seguir la receta tradicional de compota, solo que en lugar de utilizar solo agua, tienes que utilizar té. El resultado es un postre dulce y muy aromático, con un sabor muy especial debido a la mezcla del jugo de las frutas con el té negro. ¡Pruébalo frío o tibio!