Té verde con leche: beneficios, contraindicaciones y cómo prepararlo

Una bebida con sus amantes y detractores

El té verde puede ser bebido con leche, pues a mucha gente le sienta mejor de esta forma. Pero también es cierto que hay algunas cuestiones que hacen de este hábito algo poco aconsejable. Lee esta nota y conoce mucho más acerca del té verde con leche.

¿Eres un adepto a beber el té verde con leche? Pues entonces debes leer esta nota, donde vas a encontrar algunas razones para hacerlo y otras para no hacerlo. Y también consejos para prepararlo y mucho más. La palabra final está en tí. Mientras tanto, disfruta de esta nota.

Por qué beber té verde con leche

No hay razones científicas que hablen favorablemente acerca de las propiedades que añadiría la leche a tu taza de té verde. Sólo responden a cuestiones que tienen que ver con el sabor.

El té verde es astringente y tiene un toque herbal que puede llegar a resultarte algo molesto. Para contrarrestar este efecto, puedes añadirle un toque de leche, que le dará un sabor más particular.

También, si se quiere, puede verse como un beneficio del té verde el hecho de que tendrá el contenido proteico y las propiedades en general de la leche. Pero tampoco son valores tan destacables.

Por qué no beber té verde con leche

Aquí sin existen varias más razones en contra del consumo de té verde con leche. Y van más allá de lo meramente organoléptico y de las sensaciones que puede generarte a nivel de aroma o paladar.

  • Afectaría la absorción de sus antioxidantes. Al parecer, la caseína de la leche interferiría negativamente a la hora de absorber los antioxidantes del té. Son varios los que abogan por esta teoría, incluso hay investigaciones al respecto, pero también existen versiones que dicen que la cantidad de leche presente no es tan trascendente.
  • Cambia su color y sabor. Las características de sabor, aroma y color del té se verán afectadas. Un purista del té verde dificilmente le vaya a poner leche a la infusión.
Te verde

Cómo preparar el té con leche

Si bien, como has podido ver, tomar té verde con leche no es lo mejor que puedes hacer, quizás te gusta de esta manera y, lo sabes bien, para gustos, los colores. Por esta misma razón, sigue estos pasos y acompáñalo correctamente con este derivado lácteo.

  • Con un poco de leche. Prepara el té verde como de costumbre, ten leche caliente a mano y tírale un toque al té verde que vayas a tomar. Estilo clásico.
  • Con mucha leche. Calienta la leche a punto de hervor, pues es inferior a la temperatura del agua. Coloca luego en la tetera, donde añadirás el té verde. Infusiona por tres minutos y bebe.
  • Con leche vegetal. Esta es una excelente opción, puesto que no habrían evidencias de una mala influencia de las leches vegetales sobre el té en general. Calienta un poco de tu leche vegetal favorita y añade luego a tu té verde de cabecera en la cantidad deseada.
  • Al estilo matcha. Mezcla una dosis de té verde matcha en polvo con una cucharada de leche en polvo. Diluye con un poco de agua caliente para batirlo y hacer un poco de espuma. Añade agua a 80° y ya estará listo para beber. Té verde con leche súper express.

De bonus, te van dos recetas de té con leche. Son hechas con té negro, pero no dejes de probarlas.

  • Té con leche pakistaní. En dicho país asiático se prepara el té negro con tres cuartas partes de leche y una cuarta parte de agua. Es ideal para ti si te gusta probar formas no tan conocidas de preparar las infusiones.
  • Masala chai con leche. A la tradicional receta de masala chai, esa mezcla que tiene canela, cardamomo y otras especies indias, le añades leche para darle un poco más de untuosidad y quitarle quizás ese sabor tan marcado que tiene. Puedes beberlo así sin problemas.

¿Cómo te gusta el té verde? ¿Con o sin leche?

Gráfico de la encuesta: ¿Cómo te gusta el té verde? ¿Con o sin leche?

Con leche

38/14

Sin leche

43/7

De ambas formas

24/10

¿Alguna receta que tomes a menudo?

2 Comentarios en "Té verde con leche: beneficios, contraindicaciones y cómo prepararlo"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

jose ...

ojooo, no es tan así. el té verde es una de las infusiones que mas cantidad de oxalatos tienes, mezclado con la leche, el calcio y los otros minerales de ésta última pueden provocar que estos minerales se cristalizen y se depositen en los riñones, entonce les voy a pedir cuando posteen algo de verduras verdes se interiorizen con respecto a los oxalatos y fitatos, como ejemplo, la espinaca y la remolacha son unas verduras que producen los mayores riesgos de cristalización del calcio y los otro componentes que contiene, perjudicando seriamente a quienes lo consumen

0

15 de sep, 2015 - 23:03:53

Luis Castaño ...

Yo me tomo unas 4-5 tazas de te verde al día pero nunca se me ha ocurrido mezclarlo con nada y menos con leche.Perdería su sabor.

1

16 de sep, 2015 - 14:28:49

Escribe tu comentario en "Té verde con leche: beneficios, contraindicaciones y cómo prepararlo"

Comenta en Google+